Lana

Lana es una preciosa conejita de color gris chinchilla, de esas que se usan para criar y que sus crías sirvan de alimento a los humanos, como un objeto más del que sacar provecho. Tuvo la suerte de no parir tan temprano como quisieron, y ya la tacharon de inservible. Un señor la recogió en su parcela pero debido a su situación no podía atenderla más, así que esta gordita encantadora está con nosotros ahora a la espera de encontrar por fin un hogar definitivo, donde pueda vivir para siempre. Tiene alrededor de un año, está en Talavera, para adoptar: amibichos@gmail.com