Shiba

Apadrinado por Yvonne Boysen

Este pequeño tigrecillo es Shiba, con tan solo mes y medio vivía en condiciones inhumanas, atado a una cuerda, en un pozo, comiendo pan duro y con el agua verde… el concepto que tienen alguno de tener un animal es peor que el de tener un mueble viejo. Gracias a las compañeras que le vieron y no pudieron dejarle ahí , ahora está a salvo a la espera de encontrar un hogar de verdad. Nada tiene que envidiar a los gatos bengalis y cualquier raza, con esas rayas anchas tan bonitas, esos ojazos…, va a ser un bellezón gatuno irresistible, parece un felino salvaje pero con caractér de gatito mimoso. Está en Talavera, para adoptar: amibichos@gmail.com